• 26.11.2018

Mujeres políticas y lideresas reflexionan sobre el sistema patriarcal, el ejercicio político de las mujeres y su rol frente a los comicios de 2019

Mujeres Políticas Mujeres Políticas Mujeres Políticas

El rol de la mujer en la política y sus límites dentro de estructuras sociales machistas y patriarcales fueron motivo de debate y reflexión este 22 de noviembre de 2018, durante el Encuentro de Mujeres Políticas: “¿Cómo hacemos política las mujeres?”, impulsado por Fundación Esquel.

El encuentro contó con la participación de la Socióloga y académica Natalia Sierra y la abogada y activista por los Derechos Humanos, Silvia Buendía, quienes abrieron el diálogo con un contexto y reflexión desde la lucha femenina, la democracia y los logros conseguidos a lo largo de la historia. La Viceprefecta del Gobierno Provincial de Tungurahua, Cecilia Chacón, la viceprefecta del Azuay, María Cecilia “Chechi” Alvarado, la viceprefecta Silvia Bravo de Cotopaxi junto a una veintena de autoridades, mujeres políticas y lideresas de varios puntos del Ecuador también compartieron sus experiencias, obstáculos y aprendizajes.

Natalia Sierra comentó acerca de la democracia y cómo las formas patriarcales tienden a incrementar la violencia y afectar a la mujer. En ese contexto puso de ejemplo a los gobiernos de Donald Trump, en los Estados Unidos y del recientemente electo presidente Jair Bolsonaro, en Brasil como parte del sistema patriarcal y una estructura de mando vertical de autoritarismo, manipulación y sumisión.

Al respecto, Sierra aseguró que hay formas sutiles de ejercer dicho control, por lo que las mujeres deben tender a frenar esa violencia sin dejarse someter y desmontar esa estructura desde adentro para generar cambios positivos. “No podemos relacionarnos con la misma estructura de mando de los machos, porque si no, no cambiamos nada. Si comenzamos a descomponer la estructura patriarcal desde adentro, estamos haciendo un cambio”, apuntó.

De su lado, Silvia Buendía recordó que hace 100 años, las mujeres no podíamos votar,  debíamos obediencia a los maridos, no se podía denunciar al cónyuge y pegarle a la mujer era algo naturalizado. “Gracias al movimiento de las mujeres, recién en los años 90 empezamos a hablar de violencia de género con mucha incomodidad de parte de los hombres. Ellos no entendían que nos estaban matando y golpeando”, dijo Buendía, al destacar los avances obtenidos gracias a la lucha feminista.

Buendía cree que tenemos un sistema patriarcal político, social y de tradición en el cual las mujeres se han acostumbrado a tener vergüenza de exigir sus derechos, o denunciar el acoso. Por ello planteó que toda mujer tenga criterio feminista y que pierda el miedo a esa palabra. “Todas somos feministas y estamos de acuerdo en que el discrimen contra la mujer se debe erradicar. Es importante, más mujeres feministas en la política, con agenda feminista muy clara. Si no estamos en la política para hablar de nuestros derechos mejor quedémonos en la casa porque no estamos haciendo nada”, concluyó.

En cuanto a los aprendizajes, Cecilia Chacón aseguró que en el país existe una violencia política soterrada y que pese a ello, durante el tiempo en el que ha estado al mando de la Viceprefectura ha aprendido a disponer y a hacerse respetar como autoridad con una identidad y discurso político propio.

Cecilia Alvarado coincidió en que existe un machismo sutil al que ha tenido que hacerle frente. “Para llegar al poder necesitamos ser estratégicas y una gran lección es entender las reglas para cambiarlas”, apuntó, tras anunciar que se prepara para ser candidata a Prefecta de la provincia austral.

Criterios similares sobre obstáculos y limitaciones debido al sistema patriarcal machista fueron compartidos en una cita que tuvo por objetivo, además de la reflexión, el delinear estrategias y herramientas que permitan contribuir a que más mujeres participen en las nuevas elecciones locales para el próximo marzo de 2019. Por ello se planteó crear alianzas entre movimientos de mujeres políticas y fortalecerse con las existentes para crear una agenda común que incida y genere cambios positivos dentro de las estructuras patriarcales y la violencia política.

 

Nuestras Iniciativas