esenpt

Ambato fue la sede para hablar sobre el rol de la Senescyt

La Mesa de Educación de Diálogos Nacionales con el apoyo de la Unión Europea y Fundación Esquel realizó un nuevo encuentro académico entre las principales universidades del Ecuador, en Ambato, el 31 de mayo del presente año. En esta ocasión, el tema que se trató fue El futuro de la Senescyt, escenarios deseables. Dicho encuentro se dio en las instalaciones de la Universidad Técnica de Ambato. 

Los anfitriones de esta reunión fueron: Galo Naranjo López, rector de la Universidad Técnica de Ambato, UTA, y Presidente de ASESEC y Mary Cruz, Vicerrectora Académica de UTA. Como expositores intervinieron: Irene Quinatoa, docente de la Universidad Central del Ecuador y Nicolay Samaniego, rector de la Universidad Nacional de Chimborazo, UNACH. Como moderador de este encuentro estuvo el coordinador de Diálogos Nacionales, César Ulloa. En el diálogo sobre el papel que debe tener la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación, Senescyt, también intervino el doctor Naranjo.

La bienvenida a esta reunión la hizo César Ulloa, quien señaló que para Diálogos Nacionales el diálogo es la principal herramienta para acordar y acercar posiciones que sirvan al Ecuador. Este intercambio de saberes entre representantes universitarios sobre si debe existir o no la Senescyt fue transmitido en vivo por las redes sociales de Fundación Esquel. De manera presencial se contó con la participación de 30 representantes de la academia, autoridades locales, sectores productivos, representantes estudiantiles y sociedad civil. Y en la sala de zoom estuvieron 11 representantes de las universidades. 

Mary Cruz, Vicerrectora Académica de UTA, en su intervención indicó que hay que evaluar si las políticas públicas que implementa la Senescyt, desde su creación, en el 2007, han cumplido su objetivo, evaluar si los estudiantes tienen un real acceso a la educación y si los docentes e instituciones hacen investigación. “El debate no está si debe existir o no un organismo que dicta la política pública, sino a dónde se deben dirigir esas políticas, a través de procesos”, mencionó Cruz y añadió que estos debates siempre generan propuestas válidas.

Los expositores ya mencionados estuvieron de acuerdo con la postura de Cruz y una de las conclusiones principales de este encuentro fue que la Senescyt, no debe desaparecer, sino fortalecerse. Además se afirmó que a la Universidad ecuatoriana le falta fortalecer la investigación y el conocimiento científico como la principal alternativa para eliminar la distancia que existe entre países desarrollados y en vías de desarrollo. Esta idea fue propuesta por el rector de la UTA.

Nicolay Samaniego, rector de la UNACH planteó que se debe aclarar el rol que tiene la Senescyt en el país, ya que se cree que es una institución que solo está para gestionar el acceso de los estudiantes a las universidades y no se la ve como la institución que gestiona el conocimiento, las políticas públicas y es un enlace entre universidades públicas y privadas. 

Por su parte, la docente de la Universidad Central, Irene Quinatoa, mostró un breve análisis de la situación que viven los estudiantes al ingresar a las universidades y éstas con respecto a su oferta académica y también abordó la necesidad de tener una Senescyt acoplada a la realidad ecuatoriana.

Entre las cifras más importantes que mostró la docente, está que la demanda de cupos para las universidades aumentó en un 63% hasta el 2021 y las carreras más demandas son: derecho, administración de empresas, enfermería y medicina. También señaló un problema que se genera entorno a los cupos y este es que las personas siempre buscan las universidades “más conocidas” por lo que siempre faltarán oportunidades para acceder a ellas. 

Para Quinatoa el problema de que los estudiantes elijan siempre estas carreras, radica en creencias generacionales, pues se ha educado a los niños con el pensamiento de que solo a través de ellas conseguirán el éxito y dejan de lado, otras opciones que son favorables para la sociedad, como veterinaria, agronomía, terapia física, de lenguaje, pedagogos. “Los estudiantes se cambian de carrera porque fueron influenciados para seguir una especialidad porque creen que solo en esas carreras podrán ser buenos profesionales, esto genera una crisis vocacional”, señaló la docente. 

Tras el diálogo sobre las competencias que debe desarrollar la Senescyt, Naranjo indicó que es importante que las universidades junto a esta institución trabajen en nuevos sistemas de nivelación, admisión, generación de carreras que sean pertinentes, inclusivas y de calidad. E insistió en que las universidades deben contar con autonomía académica, administrativa y financiera. También afirmó que es momento de la internacionalización del Ecuador, es decir, que las universidades  deben formar a los estudiantes con visión de mundo. 

Según el coordinador de la Mesa de Educación de Diálogos Nacionales, Patricio Crespo, el diálogo entre universidades continuará y se prevé una próxima reunión en el Instituto de Altos Estudios Nacionales, IAEN, para formular más propuestas en beneficio de la educación superior del país. 

 

Read 228 times

Noti-Tweets

Suscríbete a nuestros boletines

mailsuscribete

Contáctanos

Av. Colón E4-175 entre Amazonas y Foch, Ed.
Torres de la Colón, Mezzanine Of. 12 Quito - Ecuador
fundacion@esquel.org.ec
+(5932) 252-0001