Programa Luciérnaga se ilumina con servidores públicos de Napo y Chimborazo, participaron en talleres de prevención y apoyo a mujeres víctimas de violencia

Área: Género y diversidades • Programa: Luciérnaga
Por: Ana Paula Álvarez

El programa Luciérnaga con el objetivo de mejorar la prevención hacia la violencia contra la mujer y así poder garantizar una vida libre de violencia; conjuntamente con MEGAMujeres y Fundación Esquel, con el aporte del Fondo Fiduciario de las Naciones Unidas para eliminar la violencia contra la mujer; se ha desarrollado una planificación de tres años donde a través de talleres adecuados a los entornos en donde se aplican, se busca mejorar la formación y fortalecer las capacidades de todas las personas que se involucran en espacios de protección y reivindicación de derechos de las mujeres.

La seguridad e integridad de manera previa tiene una serie de mecanismos rápidos para garantizar los ambientes seguros a las víctimas, es por ello, que se ve esencial trabajar en el primer año del proyecto con los funcionarios públicos de todas las instituciones que laboran dentro de este campo; servidores municipales, Juntas Cantonales de Protección de Derechos, Defensoría Pública, Consejo de la Judicatura, Defensoría del Pueblo, Jefes y Tenientes políticos.

“Teoría del cambio”; el taller impartido en los cantones de Archidona provincia de Napo y Riobamba provincia de Chimborazo, durante un año posiciona su objetivo con metas coordinadas mediante estrategias que generen un trabajo adecuado, sensibilizado y expedito por parte de los servidores públicos, debido a que su trabajo es de suma importancia para poder ayudar a las mujeres víctimas de violencia y mejorar la prevención de que sean víctimas de algún tipo de violencia.

“Generar formas de unidad y compromiso sin competencia de instituciones” indicó Karina Ponce – Directora de MEGAMujeres quien lidera el Proyecto Luciérnaga

Con estas medidas administrativas se busca que el actuar por parte de las instituciones sea más eficaz y permita que las mujeres puedan accionar de manera más pronta si se encuentran en una situación de vulneración, lo que conlleva al segundo año, donde la estrategia cambia y es aplicada a la parte beneficiaria que son todas las mujeres, con objetivos muy concisos, dar conocimiento de todas las opciones que se tienen para prevenir algún acto violento, así también desarrollar una red de mujeres que sea apoyo entre todas y contribuir a una vida libre sin violencia.

En el tercer año el proyecto genera y presenta a los ministerios estatales propuestas de reformas normativas con énfasis en zonas rurales donde se ha trabajado, con uno de los propósitos clave que es mayor autonomía en las juntas cantonales que mediante éstas los procesos administrativos sean más dinámicos y rápidos, permitiendo una mayor funcionalidad adecuada en cada una de las mujeres que acuden a estas instituciones gubernamentales garantizando así el trabajo conjunto del gobierno con las mujeres hacia una vida libre de violencia de género.

 

Read 623 times